jueves, 23 de julio de 2009

¡Joé, que caló!


15:30. Salgo del trabajo y de unos confortables veintinomuchos grados y ¡¡ZAS!! ¡¡Vaya hostia me da el aire!! Es como pasar del Polo al Sahara en un nanosegundo*. Me recuerda Guandong, en China, cuando bajamos del autocar con aire acondicionado, frente al hotel, y la calicha más pegajosa y ardiente que uno pueda imaginarse nos engulló. La humedad se cortaba a rebanadas y se podía untar.

15:33. Llego al coche que se encuentra a la tenue sombra de un árbol, pequeño pero árbol al fin y al cabo. Abro, entro y ¡¡Agh!! ¡¡El volante quema!! ¡¡El respaldo arde!! ¡¡El asiento abrasa!! ¿Pero donde pongo yo el culo? Después de unas cuantas piruetas y mil saltitos en el asiento, consigo colocarme y arrancar: 37º a la semisombra marca el termómetro. Bajo las ventanillas, conecto el aire acondicionado y empiezo a circular para que se airee el interior. No se da el caso. Por las ventanillas sólo entra aire más caliente todavía.

15:36. Trabajo junto a lo que aquí llamamos las Rondas, una especie de autovía que rodea la ciudad, por lo que en unos minutos me pongo a 80 km/h, límite máximo controlado por el Gran Hermano Municipal a través de su red de cámaras y radares. Sigue sin mejorar la cosa. El interior del coche continua ardiendo. El aire acondicionado (pobret) hace lo que puede dadas las circunstancias (mi coche es un utilitario "8 years old"). Así que voy a 80 por hora, con las ventanillas bajadas, un simún abrasador golpeándome por todas direcciones, el aire acondicionado puesto a tope y yo sudando cataratas que reíros del anuncio ese del tipo que no podía levantar los brazos.

15:42. Después de unos minutos de calvario, llega el Vía Crucis: ¡¡¡Atasco!!! Pero ¿Cómo es que hay atasco aquí ahora? ¡Aquí nunca hay atasco a estas horas! Me cagoen.... Me encuentro ante la tesitura de o bien subir las ventanillas y apechugar con el "cálido ambiente" que he conseguido en el interior, o bien dejarlas bajadas, desconectar el aire acondicionado y sacar la cabeza por la ventanilla para que la vertiginosa velocidad que llevo (5 km/h) me recuerde lo feliz que soy en estos momentos. Opto por la primera opción.

16:05. Afortunadamente el atasco ha sido intenso pero breve y consigo llegar a casa sano y caldo. Hecho caldo, vamos. Mis pantalones y mi camisa se pueden escurrir hasta obtener el líquido con que regar las plantas que podamos encontrar en un balcón medio. Ya sólo me queda ducharme y meterme dentro de la nevera hasta mañana, día para el que se anuncian temperaturas similares a las de hoy ¡Qué bonito!

* Nanosegundo: lapso de tiempo que transcurre desde que el semáforo se te pone verde y el de detrás toca el claxon.

12 comentarios:

Menda dijo...

Qué mal no?
(Pues van a subir las temperaturas, tú verás)

calpurnia dijo...

Joeeee no sé si ponerlo, pero...... aqui estamos a 21 graditos..... de un bien.... tenemos un mes de julio "primaveral". Ayer cayó una super tromba de agua "fresquita" que hizo que algunos coches, en pleno centro, se quedases varados como ballenas... ¿alguien entiende cómo va esto de la climatología?

(¡vaya suplicio el atasco! ehh)

BESOS

Eva dijo...

Cuando he salido de la oficina he tenido la misma sensación que cuando abro el horno sin apartarme y todo el calor me abrasa la cara. Me ha recordado cuando salí del hotel a las 2 de la tarde en pleno Las Vegas. Hoy hacía un aire de desierto que quemaba las pestañas.
Mi chico va en moto a Barna, así que imagínate... Traje, corbata, chaqueta protectora de moto, casco... Así que yo no me atrevo a quejarme en casa de lo que tarda en enfriarse el coche con el aire acondicionado.
Animo, ya queda menos para el invierno :)

Libussa dijo...

¡Ay! Acabas de recordarme algo por lo que NO hecho de menos Barna City...

En las noches de mucho calor, acababa tumbada boca abajo con la almohada junto a las puerta de la terraza, abiertas de par en par y con la persiana bajada, para aprovechar al máximo la corriente débil y mínima de aire que se formaba hasta el salón y que el frío de la baldosa me refrescase.

Pobrets, ojalá pudiera enviaros un poco del fresquito norteño, que anoche dormí hasta con edredón. Menudo bajazo de temperatura, fiu.

Un petó amb gebre.

POST M by SIL dijo...

Amigo, aquí 3 grados bajo cero... ya dejá de mostrar pan a los hambrientos... por favor...
Besos muertos de frío.

B.B. dijo...

Pues en Madrid hacer frio......jajajajajajajajajajajaja

Enric Pérez dijo...

Menda
No me lo recuerde...no me lo recuerdes.

Beso.

Calpurnia
Y luego hablan del desigual reparto autonómico, jajaja.
Disfrútalos por mí.

Beso.

Eva
Por suerte, puedo ir a trabajar en bermudas y sandalias. Si no, sería insoportable.
¡El invierno! ¿Pero existe algo tan bello?

Petó.

Libussa
Eso habría sido digno de verse. Yo, hace unos años, me había bajado en pijama a las 3 de la madrugada a un banco, frente al portal de casa, porque se estaba mucho mejor.

Petó. (El gebre me'l quedo)

Sil
Bienvenida. ¿Donde es lo de los 3º bajo cero? ¿Patagonia?
Espero que te quedes por aquí...no llevo bien las ausencias repentinas.

Besos vivos.

B.B.
Recuerdo que, cuando apretaba en los Madriles, iba a un cafetín que había cerca del Congreso de los "Disputados", de camareros con mandil hasta el tobillo, a tomar unas copas y refrescarme. De esto hace la friolera de.....fiuuu. Ya me refresqué. Jajaja.

Beso.

Gracias a todas por venir

José Ángel M.G. dijo...

Saludos, pasando por los espacios encontre el tuyo. Me agrado, con un visto muy bueno lo apruebo. Su contenido variado, eso no le quita lo interesante por supuesto.

Espero te encuentres bien y pues verte en el mio, hasta pronto, exito y salud a todos!

__________________________________

Enric Pérez dijo...

José Ángel
Gracias por la visita. Encontré tu blog muy interesante. Aún he de lerlo más en profundidad, pero por allí me iré pasando.

Un saludo.

POST M by SIL dijo...

JA JA JA
Un beso de tres grado bajo cero.
JA JA JA

Novicia Dalila dijo...

Si tienes pensado pasarte por el foro estas vacances, te alquilo la bandeja más fresquita de ni nevera. Te hago precio de amigo, of course :P:P

Besos helados

Enric Pérez dijo...

Novicia
Jajaja. Gracias por el ofrecimiento. Lo tendré en cuenta.
Y se agradecen mucho los besos con la que está cayendo.

Un besote.