lunes, 13 de julio de 2009

Cerrar los ojos y viajar...

Este hombre es una especie de outsider. Su música no va con la modernidad de los tiempos sino más bien con la atemporalidad, la búsqueda de sensaciones particulares alejadas de las modas. Ha pasado por duros momentos a causa de graves problemas de salud, pero ha vuelto y sigue con su trabajo habitual. No ha buscado el éxito pero lo ha tenido y éste es, sin duda, el más representativo y la canción más evocadora que tenga. Si os suena diferente de la que recordais es porque es la original del L.P. (¿Qué diablos sera eso? pensarán algunos) y no las remezclas que se hicieron para las radios.

4 comentarios:

Menda dijo...

Ahí les has dado...y hazme el favor de salir de mi habitáculo de espiar....Justo hace un rato tenía esta canción......

Enric Pérez dijo...

Que conste que sólo espío desde un punto de vista profesional, ja, ja.
Me alegra que te guste.
Un beso.

CLARA dijo...

...¨Su música no va con la modernidad de los tiempos sino más bien con la atemporalidad...¨

En ese punto, radica su belleza...
Besito.

Enric Pérez dijo...

Lo eterno, exactamente.

Beso.