lunes, 13 de julio de 2009

Esa chispa

Pasear sin rumbo es, para mí, uno de los mejores placeres que existen. Recuerdo que de adolescente y no tan adolescente, si les decía a mis amigos que había que caminar apenas cien metros, para ir al próximo bar o adonde fuera, se ponían a blasfemar en lenguas muertas. Pensaba que era generacional: yo había nacido en la generación no caminante. Luego descubrí que era un síndrome más extendido. Incluso personas de poblaciones pequeñas, en cuanto llegaban a Barcelona se les atrofiaban las piernas para andar unas pocas manzanas. Luego estaban los que pensaban que caminar era una pérdida de tiempo, pudiéndose hacer tantas cosas importantes, llamadas, reuniones y demás. El móvil los tranquilizó un poco: podían andar y hablar al mismo tiempo, pero la aparición del sistema manos libres para automóvil los reconvirtió en “homo rodantis" y se les perdió definitivamente para la causa, si es que alguna vez llegaron a estar en ella.
He dicho todo lo anterior porque es caminando cuando yo pienso mejor, cuando se me ocurren más cosas y cuando se pueden descubrir las pequeñas maravillas que encierra, en este caso, Barcelona. Y no me refiero a nada arquitectónico ni cultural, sino a las aportaciones que hacen mis paisanos y demás conciudadanos para que la vida te de una sonrisa.

Sólo hay que echar un vistazo y en cualquier momento aparece esa chispa. ¿No es preciosa?

14 comentarios:

calpurnia dijo...

Interesante reflexión.
A mi por deformación profesional, me pierde eso de la "observación" y si me lanzo... incluso "observación participante" y nada mejor que moverse a pie para ello.

¿Sabes? algunos como Fulton, han hecho del caminar un arte. Estoy escribiendo sobre ello. Colgaré algo sobre Fulton en el blog un día de estos, si lo lees, ya me dirás que te parece ¿ok? y si, has estado fino en la observación, ¿sabes? hay pequeños placeres cotidianos y de coste 0, de los que es una delicia poder disfrutar a diario, hablo de pensar y de pasear, viendo como el mundo, casi por norma, se pasa de revoluciones y a la mayoría de los mortales los vive la prisa más inhumana....

besos

leoriginaldisaster dijo...

jeje
gran post!me has arrancado una sonrisa!y me has echo tener aun mas ganas de conocer barcelona...:)
estoy contigo, pasear llena y anima al espiritu:).
buenas noches

CLARA dijo...

Harás camino al andar...?
Creo que sí.
PD: Homo-rodantis...!!!!
Me arrancaste un millón de sonrisas...
Besito.

Enebea dijo...

Contràriament a tu, jo quan vull pensar en alguna cosa concreta he de seure còmodament i estar en solitud.

En canvi, quan vull deixar la ment relaxada, surto a caminar. Generalment ho faig una horeta al dia, al vespre. I parlo de coses insignificants mentre ho faig.

Potser resultarà que no ho són tant, d'insignificants...


Salutacions!

Menda dijo...

Sí que lo es.

Pasear y sobre todo, querido Enric, observar, que no todo el mundo sabe hacerlo.

Lakacerola dijo...

Muchas cosas se pueden hacer paseando: meditar, observar, hablar, y además... hacer ejercicio que tambien viene bien.
Un saludo.

Enric Pérez dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Se ve que lo de caminar y pensar no está tan perdido como parece (sobre todo viendo las noticias de prensa). Prometo acercaros el fruto de futuras caminatas.

Besos y abrazos en cantidades desmedidas.

Libussa dijo...

Original, sin duda.

El detalle de la ropa interior le confiere una humanidad cercana.
Y totalmente premeditado, estoy segura.

¿Quién vivirá allí? ¿Qué tipo de persona coloca un objeto así en su terraza?

Me sumo al club de paseantes, y de humanistas por añadidura.

Trae más, Enric.

Enric Pérez dijo...

Querida Libussa, te empezaba a echar de menos.
Es algo enigmático, sí. Y no puntual, porque he pasado en diferentes ocasiones y sigue ahí. He de fijarme si muda de ropa.
Bienvenida al club, naturalmente.

Beso.

B.B. dijo...

No, no es preciosa!!!
No tiene cabeza!!!!
Hay la pobre a la solana, sin cabeza!!!!!!

Enric Pérez dijo...

Es una representación de la humanidad perdida, sin visión, sin horizonte.
O tal vez no había suficiente espacio en el taller clandestino de costura.

Besos, B.B.

B.B. dijo...

Mi vision de las cosas es mas pragmatica. Pero es bonito leer lo que escribes.

Tesa dijo...

Preciosa.
¡Fiuu! ¡Fiu u u! (léase como silbido a una tía buena)

A mí me encanta caminar por la ciudad. Hagamos un club de los caminantes pensativos.
:)

Enric Pérez dijo...

Es buena idea. Podemos después publicar nustras impresiones y traer las curiosidades que hayamos visto. Yo siempre voy con el móvil fotografiando cosas.

Un beso.