viernes, 8 de mayo de 2009

Vinceroooo

Hoy me ha sucedido algo que me ha dejado a cuadros: me he sorprendido a mi mismo. Ya es difícil que, en este mundo y con la que ha caido y está cayendo, te sorprenda alguien como para que te sorprendas tú mismo.

Iba conduciendo camino del trabajo cuando en la radio del coche comentaban la noticia que el tenor Josep Carreras deja los escenarios operísticos y solo dará conciertos. A mí, Carreras ni me viene ni me deja de venir, y la ópera ya ni te cuento. No se si fue Woody Allen o Groucho Marx quien dijo que la ópera era un montón de gordas gritando. Pues van los muy ladinos de la radio y ponen, como ilustración musical, a Carreras cantando el ária Nessum Dorma del acto final de la ópera Turandot de Puccini, aquella de al alba vincero, vincerooooo, y yo me he emocionado y me he puesto a llorar...

¡¡Menos mal!! ¡¡Menos mal!! Menos mal que estaba en un atasco, en fila india, en una salida de la Ronda, y no tenía otros coches a los lados, si no, habrían pensado "¡joder, como está el patio!" porque un hombre, solo, en un coche, a las 08:30 de la mañana, en un atasco, llorando como una magdalena...

Hay que ver el diabólico Puccini y su maléfico instrumento Carreras, jamás pensaron las consecuencias de sus perfidos actos. Pero ¡Qué gozada! ¡Qué cúmulo de emociones y sensaciones! Cuando Carreras llega al agudo y el coro arranca desde abajo y lo arropa es para caerse de culo ¡Cómo he disfrutado!

Estas cosas te hacen reflexionar. Si no hubiera estado en el atasco (normalmente el trafico va más fluido) habría llegado antes al trabajo y no habría escuchado la radio en ese momento. Pero hoy, algún imbecil habrá estado torpe, se le habrá calado el coche o habrá estado lento en un semaforo y se ha formado un atasco y me ha pillado. ¡Quien sabe! Igual el imbecil estaba llorando por cualquier otra circunstancia radiofónica: repetían el gol de Iniesta, informaban de la bajada del Euribor, es del PNV y lloraba por el poder perdido. El caso es que están los tiempos muy sensibles y hay muchos sentimientos a flor de piel y éste puede ser el principio de un fenómeno imparable. ¿Se imaginan el informe radiofónico del tráfico matutino?

"La situación del tráfico esta mañana es complicada como de costumbre: hay grandes llantos en la confluencia de la Diagonal con la calle Balmes, mientras las rondas están llenas de pucheros. Se desaconseja coger la Gran Vía porque hay sollozos lentos que pueden colapsarse. Así mismo, un camión ha volcado en la Zona Franca y los llantos llegan hasta Castelldefels. Hoy es un mal día. Si han de salir en coche, se aconseja dejar las emociones en casa"


4 comentarios:

Atherida dijo...

¡Vaya, Enric! Lo primero que leo de ti ya me va gustando. Mantén (si puedes) esas emociones a flor de piel, que el panorama empieza a resultar tan "cool" que da un pelín de miedo.
Un descubrimiento tu blog. Gracias. Voy a por tu tesis Ibarretxe y a por el resto de entradas.

Un abrazo.
A ver, a ver...

Enric Pérez dijo...

Gracias por tus palabras y por el otro comentario. Espero que sigamos en contacto a través de los blogs.

Un abrazo para ti, también.

Nieves dijo...

ainsss si es que en el fondo eres un tierno

Enric Pérez dijo...

Es mi lado femenino, jajajaja. Y que estos de la radio juegan con los sentimientos de las almas sensibles.