lunes, 4 de mayo de 2009

La chica de ayer II

No hay duda. Ha nacido un nuevo protoheroe: el Inspector Jefe Gallardo. Machista, putero, marrullero, corrupto, bebedor, pero con golpes geniales, como cuando le dice al protagonista "no me des más la tabarra. Para eso ya tengo a mi suegra y ella sí parece un hombre".

La serie La chica de ayer emitió su segundo capítulo ayer domingo en Antena 3 y está confirmando las expectativas creadas en su primer episodio y, por lo que vimos en el avance del tercero, la cosa sigue en lo alto.

Volviendo al Inspector Jefe Gallardo, este personaje parece el mejor conseguido por los guionistas, sin restarle mérito al inspector Santos, protagonista de la serie. Gallardo tiene esa retranca del que ha visto muchas cosas y casi ninguna le ha gustado. Además huele la mierda como nadie, no en vano ha de moverse entre ella cada día para desempeñar su trabajo. Pero bajo su aspecto duro anida un sentimental que, a solas con Santos, puede explicar ciertas cosas que no le contaría a nadie más. No se pueden pasar por alto dos detalles: esas patillas currojimenezescas que le dan ese punto entre hortera y canalla y ese pedazo de Maserati que nos gasta, que nos tendrán que explicar de donde sale pues con el sueldo de inspector jefe no veo yo claro el tema.

En definitiva, una buena serie y un hallazgo de personaje. Seguiré esperando con avidez los domingos por la noche.


0 comentarios: