jueves, 14 de mayo de 2009

Dame un silbidito...

Al parecer se ha producido cierta polémica porque, en la final de la Copa del Rey de ayer, parte de las aficiones blaugrana y rojiblanca silbaron el himno de España. Según el editorial de "El Mundo", esto es un signo claro y evidente de que España se desintegra y hay que ponerle remedio (¡glups!). No es que tenga un estudio sociológico en el cajón, del que echar mano en situaciones como ésta, pero a mi entender existen unos puntos más que evidentes que considerar:

1) La mayoría de los que ayer silbaron el himno no tienen, a ciencia cierta, una razón lógica y sólida, más allá del "porque sí, porque toca, lo hacen los otros pues yo también, es el himno de los fachas, etc."

2) Los que sí tienen, o creen tener, una razón lógica y sólida (acertada o no), la fundamentan en cuestiones totalmente extradeportivas.

3) Es origen del punto anterior el uso sesgado y sectario que de los símbolos del estado se ha hecho en este pais a lo largo de la dictadura franquista y, por qué no decirlo, también en "nuestra joven democracia" en la que ha sido y es patente el encono de diferentes estamentos del estado por ningunear, someter, eliminar y llevar a los tribunales si ha sido preciso, manifestaciones y movimientos deportivos de las comunidades históricas que sólo aspiraban a su lugar en el sol como ocurre en otros paises civilizados y democráticos.

4) La presión "nacional" se ha producido y se produce independientemente del color político de turno (PP o PSOE) con lo que la división clásica entre derechas e izquierdas en la práctica es sólo un eufemismo y mucha gente piensa que todo es lo mismo y que el cambio sólo afecta a cuestiones meramente estéticas.

5) La concepción del estado que tienen los partidos políticos mayoritarios es bastante (¿muy?) excluyente. Parece que lo de una, grande y libre pesa como una losa.

6) En unos días, el Barça juega la final de la Champions ¿Cuantos buenos españoles desearan esa noche con fervor y rabia que el Barça pierda y si es por goleada mejor? ¿Es eso signo de que España se desintegra?

7) El uso y abuso que de la idea de España han hecho los gobiernos desde tiempo inmemorial, con especial énfasis en la época franquista y la herencia que dejó ésta en nuestra democracia en forma de poso sociológico y herederos e hijos de herederos que forman parte de nuestra actual clase política, ha provocado que en amplios sectores de la población España y sus símbolos produzcan rechazo.

8) ¿Se rompe España? No lo creo. Al final la mayoría de la gente tiene familia en un lado o el otro, le gusta la morcilla de Burgos, el pan con tomate, el pescaito frito y comparte más cosas de las que cree. Para la mala baba quedan los de siempre, pero no son inamovibles (Losantos bye, bye).

En fin. A otra cosa mariposa.

0 comentarios: