sábado, 20 de junio de 2009

Para vosotras

Nunca os lo agradeceremos bastante y siempre, de una forma u otra, estaremos en deuda con vosotras.


2 comentarios:

Libussa dijo...

¿Tú estás seguro? Mira que con lo lagartonas que podemos llegar a ser, un agradecimiento público puede llegar a ser a efectos prácticos como venderle el alma a Mefisto.

Yo aviso, por si aca.

(Y gracias, claro. Un beso)

Enric Pérez dijo...

Claro que sí, mujer. Además, detrás de cada lagartona hay un IBI (incauto, babeante, infeliz).
Un beso.