lunes, 8 de junio de 2009

Rubianes para siempre

Hoy, en el Palau Sant Jordi, tiene lugar el homenaje a Pepe Rubianes por parte de sus compañeros, amigos y el público en general. Glosar aquí la figura de Pepe Rubianes ocuparía horas y horas. A nivel personal, he de decir que Pepe fue muy importante para mí, sin él ser consciente de ello. Es esa cualidad de los grandes artistas: ayudan con su arte, son generosos con su público, dan y, por lo tanto, reciben.

Podemos hablar, y no parar, de su inteligencia, de su mordacidad, su ternura, su sentido del humor y su sentido práctico de las cosas, sus tablas escénicas y sus tablas de la vida, su amor, su generosidad y su trabajo desinteresado cuando dejaba los escenarios y viajaba al mundo de los necesitados, su…

¡Qué huérfanos nos hemos quedado sin Pepe! Y ¡cuanta falta nos hará esa voz para poner ese punto de guasa que le hace falta a la vida!

Pepe Rubianes, actor galaicocatalán, galaico porque nació en Galicia, aunque casi nunca vivió allí. Y catalán, porque vivió en Cataluña, aunque casi nunca nació aquí.

¡¡Hasta siempre Pepe!! Y, como tú decías, para todos esos chupones, mendrugos y demás ralea: ¡A cagar a la playa!

2 comentarios:

Pepe dijo...

¡¡Enriquinho!! Me dice mi becario, que es el que se encarga de estas cosas, que me has hecho un breve pero sentido homenaje y me vengo en persona a comprobarlo. ¡Me he emocionado! Ya se que tengo los huevos pelados de vivir la vida, pero ya ves: unos meses en la Eternidad y me pongo flojo. Por eso y por el detallazo, he dado orden al becario para que te sincronice, o lo qué coño tenga que hacer. Yo, de momento no cojo seguidores porque se me vendría el blog abajo de tanto peso. Mis audiencias eran millonarias, ya sabes.
Un abrazo Galaico-Catalán.

Enric Pérez dijo...

¡Caray! Eh...hum...pues gracias, maestro.