viernes, 5 de junio de 2009

El sentido del voto (reprise)

Leo a Millás hoy viernes en la contraportada de El País. Dice al final de su artículo referido a las elecciones del domingo: "...al día siguiente de las elecciones habría que hacer algo, porque esta mierda no puede continuar así". Por desgracia, creo que lo único que podemos hacer, de momento, es taparnos la nariz.
Vivimos en la multirealidad, donde conviven, en ocasiones, infinitos planos superpuestos. En estas elecciones coexiste la realidad superior de nuestra clase política, que va en una dirección, y nuestra realidad inferior de ciudadanos que asistimos al espectáculo. ¿Cual es más real? o ¿cual es realmente real?
Puesto que acataremos el mandato y votaremos, no puede ser de otra manera y ellos lo saben, las elecciones tendrán un resultado que reordenará más o menos los patrones de uso que utilizará la clase política en su nuevo periodo de juego (hasta las próximas elecciones) y nosotros habremos interpretado el papel del convidado de piedra. Entonces, nuestra realidad no es real. Vivimos en una ilusión de realidad, solamente.
A veces me preocupa pensar lo que pienso

0 comentarios: