jueves, 18 de junio de 2009

Garbage

La prueba irrefutable de mi esquizofrenia musical (y puede que mental, seguramente) es que puedo pasar de Ella Fitzgerald y Louis Armstrong cantando un clásico a ésta que presento y me quedo tan pancho. No he conocido a nadie que tenga el espectro tan grande. Creo que al nacer a las personas les van marcando esas casillitas de confirmación de sus gustos musicales y en mi caso le dieron al "seleccionar todo".
Esto se llama Vow y va de una chica que vuelve siempre a por más a pesar de la caña que le da su chico aunque ella se lo va a hacer pagar.

3 comentarios:

Libussa dijo...

No, señor mío, no.

Eso se llama oído musical. En la variedad está el gusto, y conociendo el mínimo imprescindible de técnicas musicales, uno aprende y descubre sonidos y armonías en donde menos se lo espera.

Así que viva Louis Armstrong, The Andrews Sisters, Pascal Comelade, Adele, Garbage, Metallica, Rita Pavone, Immediate Music, Carl Orff y Ludovico Eunadi. To'junto.

Y como siempre digo a quien se sube a mi coche: "si no te gusta lo que oyes, baja y pide un taxi"

;)

Enric Pérez dijo...

Con un par, si señora. Espero que me regales algún día con tus gustos.
Beso.

B.B. dijo...

No te estreses, que queda mucho dia.