viernes, 19 de marzo de 2010

Arsénico y puntillas

El viernes comedia: Arsenic and old lace (1944). Si nadie ha visto nunca a Cary Grant desmelenarse en una película, con toda una colección de muecas, guiños, tics y gestos de pasmo de lo más variado, aquí tenéis la oportunidad. Nunca antes (y nunca después) Cary pudo dar rienda suelta a todo su histrionismo, pues sus comedias eran más sofisticadas, con diálogos repletos de réplicas ingeniosas y tramas en absoluto tan disparatadas como en el film de hoy. El director es Frank Capra, del que traje hace unas semanas “Sucedió una noche”, especializado en todo tipo de comedias, aunque sin duda su película más recordada sea “¡Qué bello es vivir!”, de tono más lacrimógeno. El argumento: Mortimer (evidentemente Cary Grant) es un escritor y periodista que siempre ha criticado el matrimonio en sus libros y artículos, pero ha acabado sucumbiendo a los encantos de la rubia vecina de sus tías, unas entrañables ancianitas, y se ha casado esa mañana. Antes de partir de luna de miel, la pareja hace una parada en casa de las adorables tías y, mientras la novia va a su casa de soltera a recoger el equipaje, Morty va a despedirse de las ancianitas y de su propio hermano, Teddy, (que se cree Theodore Roosevelt, el presidente americano). Mientras está en ello, descubre accidentalmente el cadáver de un anciano dentro de un arcón. Su sorpresa es mayúscula, pero nada en comparación al saber por boca de sus tías que son ellas las asesinas del anciano, al que han envenenado con arsénico en el vino. No repuesto de esa noticia, llega otra aún más estremecedora: sus tías llevan ya un tiempo “liquidando” a los ancianitos solitarios y sin familia a los que alquilan la habitación que tienen disponible, para evitarles el sufrimiento y la soledad de sus últimos años. Y que es Teddy el que cava las tumbas en el sótano creyendo que son para los trabajadores del canal de Panamá víctimas de la malaria. Cuando la cosa no puede estar más desquiciada, entra en escena Jonathan, otro hermano de Morty, un asesino psicópata que huye de la justicia acompañado por un alcoholizado cirujano plástico que ha de volver a reconstruir el rostro de Jonathan, pues la última vez lo hizo muy parecido al actor de películas de terror Boris Karloff. Además, ambos traen su “propio” cadáver a la casa, el de su última víctima y, al descubrir la “afición” de las tías y la nueva tumba que cava Teddy, quieren aprovecharla para su fiambre. Morty asiste a la descoyuntante escena en la que sus tías se oponen rotundamente, pues su tumba es para su muerto (un señor respetable) ¡Vete a saber quien era y donde habrá estado ese otro difunto! Si Cary Grant llega a abrir un poco más los ojos se le habría vuelto del revés la cabeza.

La película es una auténtica montaña rusa en la que cada golpe es aún mejor que el anterior y donde no hay respiro posible. Las palabras de Cary Grant en el trailer lo describen perfectamente.



Éste es el momento en que Morty empieza a descubrir la verdad acerca de sus tías.



Aquí la llegada de Jonathan acompañado de su cirujano de cabecera. Realmente, el careto de ese hombre da miedo de verdad.



En definitiva, una maravilla de película que el que no haya visto ha de ver sin ninguna duda.

NOVEDADES

Esta semana está la cosa un poco floja, pero siempre hay algún film que destacar. Además ya conocéis mi pasión por la sci-fi, así que la película que traigo es, evidentemente, El libro de Eli, una nueva visión acerca de un apocalíptico futuro en la que un hombre solitario, atravesando la tierra yerma, custodia un libro que puede salvar los escasos restos de humanidad que aún sobreviven. Ese libro es la Biblia. Como puntos a favor tendríamos a Denzel Washington de protagonista, una muy buena ambientación y actores de solvencia (Gary Oldman de villano, Jennifer Beals, Tom Waits, Malcom McDowell). En contra, una mezcla algo superficial de la idea de Dios como justificación de cualquier acto. En la crítica hay, de momento, división de opiniones. Ya se verá.



Buen fin de semana a todos.

9 comentarios:

Lakacerola dijo...

Siento tener que decirte...que últimamente me entero de las películas por lo que leo en tu blog y en otros similares porque en cuanto doblo la oreja (tengo tele en el dormitorio), me duermo casi instantáneamente. Sólo recuerdo los primeros 10 minutos de cada película, así que sigue así por favor explicándonos de qué van.
¡Es triste llegar a unas edades!
Un beso.

panterablanca dijo...

Ya sabes que te dije que es probablemente la película con la que me he reído más en toda mi vida. Las caras que pone Cary Grant son todo un poema, ¿quién iba a pensar que esas dos viejcitas adorables fueran asesinas en serie?, jajajajajajajja!!! Ya se sabe que todos tenemos un muerto en el armario, incluso las viejecitas adorables. Bueno, no, ellas lo tienen en el arcón, jajajajajaja!!!, qué tetrico me ha quedado esto, jajajajaja!!!
Besos de pantera.

madison dijo...

Me encanta esa película. Que elegante era Cary Grant.
Esa época es la que más me gusta del cine.

SIL dijo...

Esa época dorada del cine de Hoolywood siempre me llamó poderamente la atención, pero no accedo a ella, excepto por tus perlas.

El estreno promete, tiene todo lo que me fascina:
- ciencia ficción
- futurología
- y a Denzel Washington !!!
:)

Gracias y besos, Enric.

SIL

Tesa dijo...

Jo, la ví hace mil años, tu película "remember" de hoy. Debería refrescarla.

Sobre el libro de Eli, tendré que verla... porque veo todas las de Denzel.
Mira que me gusta ese hombre.

Que tengas buen finde.

Dr. Krapp dijo...

Creo que he visto todas las comedias de Frank Capra y esta es una película que rompe con ese humor esperanzador de los años 30, los tiempos del New Deal de Rooselvelt, para decantarse por un humor ácido, negro y rompedor. Como en todas estas cintas Grant está rodeado por excelsos secundarios. Las tías están de muerte, Massey es un villano realmente divertido y todo el tiempo se está autocaracterizando y ese glorioso Peter Lorre sublima su personaje hasta niveles imposibles.
Me gusta Capra y me gusta también que con esta película desmienta a aquellas palabras despectivas de Bardem que lo llamó en una ocasión "La abuelita Capra" por su tono bienintencionado.

Mosca Cojonera dijo...

No la había visto...

Lo que me ha llamado la atención es que cuando le va a dar el beso delante del árbol por poco no le mete el ala del sombrero en los ojos a la mujer esa.

Ese hombre es un manojo de nervios, está tol rato ennerviao!

Besito
PD. La de Eli y su libro creo que no la voy a ver a mí esas así de patadas y de pegar y cosas raras del futuro me dan miedo, a mí me gustan las de llorar.

Novicia Dalila dijo...

La de Grant me la apunto, porque no la he visto y me has interesado por ella.
La del libro de Eli la tengo pendiente de bajar.... Y como tú dices: ya se verá ;-)

Un beso y feliz semana, Enric

Enric Pérez dijo...

Lakacerola
Jajajajaja, sí, muy triste, pero con tele en el dormitorio aún más, es el mayor somnífero, salvo que también tengáis video o dvd, picarones, para poner “esas” películas ¿Eh? Jajaja
Un beso.

panterablanca
Jajajajaja, es que en el arcón es mucho más práctico y está más a mano, “on va a parar”, jajajja.
Besos.

Madison
La época dorada la llaman y sin embargo era una industria, se hacían películas como churros, pero había un talentazo gigantesco.
Besito.

Sil
Con que Denzel ¿Eh? ;•) jajaja. Ésta seguramente me la guardaré para cuando salga en dvd, que al ritmo que van será antes del verano.
Gracias a ti y más besos.

Tesa
Otra fan de Denzel. A mí me gustó mucho en Training Day y eso que hace de cabronazo hijoputa que te cagas. Sabe ir combinando sus papeles.
Besitos.

Dr.Krapp
Pues el papel de Massey en el teatro lo hacía el propio Boris Karloff con lo que la broma era ya de descojone. Al Bardem y a tantos otros lo que les corroe es la envidia cochina.
Saludos.

Mosca Cojonera
¿Sólo las de llorar? Hay que variar algo, mujer. Piensa que por cada matón y/o maleante muerto por Denzel, detrás hay una familia que sufre y que llora. ¿A que es de llorar? ¿Lo ves?
Besito “pa” ti también.

Novicia
Jajajaja ¡Eres una experta en las bajadas! Como hicieran un ranking saldrías de las primeras.
Besotes.