viernes, 16 de octubre de 2009

Frankie y Johnny

Los viernes comedia: Frankie and Johnny (1991). Ésta es una película de esas que se denominan de lucimiento. Originalmente obra de teatro de Terrence McNally (que haría el guión del film), fue llevada a los escenarios con éxito por F. Murray Abraham (ganador del Oscar por el personaje de Salieri en Amadeus) y Kathy Bates (ganadora del Oscar por Misery) en los papeles principales. La obra trata del fracaso, la soledad y la dificultad de abrirse a los demás ya entrados en la madurez. Sin embargo, fueron Al Pacino y Michelle Pfeiffer (guapos más oficiales) los protagonistas en la gran pantalla. El argumento: Johnny sale de la cárcel en la que ha estado por falsificar cheques en un momento de debilidad. Como ha trabajado de cocinero en la prisión, se coloca en la cocina de una cafetería de menús económicos. Allí conoce a Frankie que trabaja como camarera. Para él es un flechazo instantáneo, pero Frankie guarda un secreto sobre su pasado que le impide relacionarse abiertamente, por lo que mantiene las distancias. Ella desea, en el fondo, abrir su corazón pero los sucesos del pasado la cierran sobre sí misma. La acción transcurre en Nueva York y la soledad de la vida en la gran ciudad recorre el film. Después de alguna cita, risas, escarceos, tristezas, lágrimas y la insistencia a prueba de bomba de Johnny, el amor se abre paso con la música del “Clair de Lune” de Debussy de fondo. El mensaje de la película es que no debemos cerrarnos al amor, porque como dice la frase de apoyo al título en el cartel americano “You never chose love, Love chooses you”. Nunca escoges el amor, el amor te escoge a ti.
Es una comedia agridulce en la que no faltan los momentos dramáticos, como la confesión de sus miedos por parte de Frankie, como los realmente divertidos: Frankie y Johnny se mienten con frecuencia sobre su edad o Johnny haciendo gansadas para llamar la atención de Frankie. Los protagonistas están acompañados por maravillosos secundarios como Nathan Lane (el vecino y amigo homosexual de Frankie) un auténtico robaescenas. A él se debe la mejor frase de la película, cuando Johnny está llamando constantemente por teléfono a Frankie y en una de éstas le contesta y le dice “lo siento Johnny, he de colgarte pues estamos esperando una llamada tuya en cualquier momento”. Otra secundaria de lujo es Kate Nelligan, también camarera en la cafetería, una veterana de mil películas y de las mejores piernas que haya tenido Hollywood.
Traigo el trailer del film para abrir boca.



En la siguiente escena Johnny, que acaba de salir de la carcel, consigue el trabajo en el café y promete no “joder” la oportunidad que le está dando el dueño.



Ésta es la escena final. Frankie y Johnny han discutido. Ella está a punto de volver a encerrarse en su coraza pero él ha llamado a la emisora para pedir que vuelvan a poner Claro de Luna, la música que habían escuchado en otra ocasión. Él cree que la ha perdido pero….



Después de escuchar esta música, mis emociones están a flor de piel. La película es otra de mi top five, más que por su calidad, por lo que mueve en mi interior. Espero que si tenéis ocasión la veáis. Los que lo hayan hecho ya, creo que sabrán de qué hablo.
Besos y buen fin de semana a todos.

10 comentarios:

Lakacerola dijo...

Buena película, pero con semejante reparto...¡no podía ser menos!
Buen finde.

Libussa dijo...

Buen fin de semana para ti también, y muchos besos.

Hace bastante tiempo que no visiono esta película, gracias por darme la idea para este finde ;)

P.S: ¿No es en Frankie & Johnny donde él dice aquello de: "Todo lo que quiero está en esta habitación"?

SIL dijo...

QUÉ DUO EXPLOSIVO !!
Qué film inolvidable.
AL PACINO...
me reservo el comentario.

Un beso , Enric.

Tesa dijo...

Muy buena, muy divertida.
Con mucho entrelíneas.
Y los dos prota, geniales.

Besos.

(Karina, dice la palabra de verificación, vaya tela...)

calpurnia dijo...

holaaa
pues no la he visto, pero me lo anoto (sabes? tengo por aquí cerca un post-its de esos fluorescentes, donde voy anotando todo lo que recomiendas y que no he visto.....se avecina el invierno, y se hace propicio para ver cine.

buen finde y gracias por ese claro de luna... junto con las Gymnopédies y las Gnossiennes, del enigmático Satie(y todo lo de Dvorak) es de mis obras al piano favoritas.

besossss

audrey dijo...

Es de estas pelis que no se si he visto, me suenan algunas de las escenas que has puesto... La volveré a visualizar

Novicia Dalila dijo...

Simplemente ¡¡¡me encanta¡¡¡
El tema es de lo más normal, en el sentido de muy recurrente en muchas películas, pero estos dos... hacen que se salga de lo corriente... ufffff, sobre todo Al Pacino... Soy incondicional suya.

Un petó, Enric

Gemma dijo...

Enric, menos mal que nos refrescas la mente con el recuerdo de estas pelis porque ya no se pillan historias así en el cine. El claro de luna le da un toque inolvidable.

Un beso.

Enric Pérez dijo...

Lakacerola
El reparto es bueno, sí. Pero a veces no garantiza el éxito.

Un beso.

Libussa
No la he visto entera para el post pero me suena que sí, que es aquí. Me alegra que te guste también.

Besos.

Sil
¡Vaya! ¡Vaya! Con que Pacino ¿Eh? Jajaja. Me alegro de haber acertado.

Un beso, Sil.

Tesa
Todos, alguna vez y en mayor o menor medida, nos hemos visto solos, encendiendo y apagando la luz.

Besos, Tesa.

Calpurnia
Ésta es de sofa, manta y tarde lluviosa (y para algunas escenas kleenex). Así que soy tu crítico favorito, jajajaja. Espero que no te defrauden mis recomendaciones. Ya me explicarás.

Muchos besos para ti también.

audrey
Seguro que te encanta.

Beso.

Novicia
¡Caray con Pacino! Un auténtico castigador. La verdad es que todas las historias están ya escritas desde hace tiempo. El talento es contarlas para que nos sigan interesando.

Un petó, Novi.

Gemma
Es cierto lo que dices. Estamos atravesando un periodo bastante seco de comedias de nivel.

Un beso para ti también.

Anónimo dijo...

alguien de ustedes tiene esta película en audio latino, yo la vi una vez pero no la he podido encontrar audio latino, si alguien la tuviera me haría un favor enorme