lunes, 14 de septiembre de 2009

¿Eres feliz?

- ¿Eres feliz?
- ¡Ja! ¡Vaya pregunta que haces! ¡Que hoy es lunes!
- Hombre….no ha de ser tan complicado….sí….no….a veces….estoy en ello…. Entre el sí y el no hay un amplio espectro para elegir.
- ¡Tú sí que eres un espectro! Además, tu pregunta presupone ciertas cosas que no están del todo claras.
- ¿Como por ejemplo?
- Como por ejemplo que exista al menos un tipo de felicidad que se pueda alcanzar en esta sociedad, que dicha felicidad merezca ser alcanzada, que, así mismo, existan unos elementos o herramientas con las que alcanzarla, que yo tenga o pueda tener dichos elementos y que quiera utilizarlos a tal fin.
- ¡Pues sí que estás patafísico! ¿No has dicho que era lunes?
- Entonces ¿Ves que las cosas no están tan claras para responder a tu pregunta?
- Veo que si quisieras responder responderías.
- Te lo diré de otra manera: esta sociedad en la que estamos únicamente propone intentar alcanzar una felicidad concreta. Y digo “intentar” y no “conseguir” porque ni quiere ni desea que la alcancemos. La sociedad actual está basada en actos serializados, basados en el consumo, con los que intentar satisfacer necesidades, reales o inducidas, que garantizarían la gratificación, pero que en realidad no lo hacen. Por lo que se ha de volver a consumir y desechar lo anterior en un nuevo intento, para que el flujo de dinero siga corriendo. Y así, ad infinítum.
- Pero se puede optar por otras vías, otras alternativas que ofrece la misma sociedad.
- Falso. La sociedad no ofrece alternativas: el que no busca, o no puede buscar, la felicidad por esa vía es apartado y no existe, desaparece. Los pobres, los parias, los realmente alternativos, son invisibles, no cuentan, son desechables.
- ¿A quien estás leyendo últimamente?
- A Zygmunt Bauman, “Vida de consumo”.
- ¡ACABÁRAMOS! Te he dicho mil veces que no leas a sociólogos polacos en ayunas, que luego te sientan mal.
- Ríete si quieres, pero en esta sociedad si no compras o no puedes comprar, no cuentas, no eres nadie. Fíjate que en las crisis, como la de ahora, siempre se habla de “reactivar el consumo” como la solución. Has de consumir aunque no lo necesites, aunque luego lo tires. No importa. Solo importa que la rueda gire. Los ciudadanos somos otro producto más.
- Pero, al final ¿Eres feliz o qué?


10 comentarios:

B.B. dijo...

Que mania con ser felices por obligacion.

calpurnia dijo...

"Pero, al final ¿Eres feliz o qué?"
difícil decir categóricamente si o no.
supongo que la felicidad no es un estado unívoco y unilateral. Creo que la verdadera felicidad no te la encuentras "by the face" la felicidad se construye día a día con pequeñas cosas y con "momentos momentáneos"(nada que ver con el poder adquisitivo o el consumo)creo en la teoría de "a golpe de pico y pala" hasta para esto, (aunque sea emocionalmente hablando).
Creo que radica, un poco, en cuánto un@ tenga desarrollada o estimulada la inteligencia emocional. Quizá a lo de ser feliz, le pase como a la Itaca de Kavafis, que no es el destino, sino el viaje.

(joe, para ser lunes... )

besos

SIL dijo...

NO.


Pero quién lo ha notado ???
Ahí reside mi mayor talento.
Un beso por mil, Enric.
Gracias por el vídeo, un placer.

Tesa dijo...

Ufff ...para ser felices no hay que darle tantas vueltas.

Galán de Barrio dijo...

excelente dialéctica monádica, mi querido camarada!


frente a las vidrieras hay que parase como Sócrates y expresar "Tantas cosas que no necesito!"

abrazo!

Novicia Dalila dijo...

Yo soy feliz a ratos. Creo que como todo el mundo. Mi objetivo es que estos momentos sean cada vez más frecuentes, o que no se espacien demasiado en el tiempo...
Y en esa felicidad real, la sociedad tiene que ver lo justo.
Creo que he llegado a un punto (no sé si de madurez, o de vejez, o de experiencia) en que la felicidad pasa por que mi entorno esté sano y que no nos falte para vivir. ´Sí es verdad que hay un montón de cosas que nos deberían hacer sentir felices, pero he llegado a la conclusión de que son cosas de las que nos enseñan a depender... Las necesitamos realmente??? Inevitablemente hay muchas que sí, y estas procuro que no nos falten, pero hay otras muchas de las que podemos prescindir y que, realmente, tenerlas, o intentar conseguirlas, nos puede frustrar más que otra cosa...
Soy feliz? A ratos. Como todos.

Un beso Enric

leoriginaldisaster dijo...

me encanto el texto enric!se queda tan pancho el de los libros eh?jejeje
un gran abrazo!!!
un placer leerte

Enric Pérez dijo...

B.B.
Sólo hay la obligación de intentarlo consumiendo. Al que, pudiendo, no consume lo miran mal. Si no puede, ya ni lo miran.

Beso.

Calpurnia
Para ser lunes no está mal, no. Bonita y acertada tu opción, "el viaje", me gusta.

Besitos.

Sil
¿Una artista del disimulo? Naaaaa.
Tus sentimientos viajan a lomos de tus palabras.

cien x cien besos

Tesa
Cierto. Con un camión basta. Jajajaja.

Besos, Tesa.

Galán
Totalmente de acuerdo. Lo malo es que el día que seamos x + 1 los que pensemos así, nos encierran y tiran la llave.

Saludo.
x: nº de personas que el sistema puede soportar como no consumistas.

Novicia
Has llegado a un punto "de reflexión", como no podía ser de otra manera. Te deseo ratos elevados a n.

Y un besazo, claro.

Leoriginal
Es un tío sabio, el Bauman. Su teoría de la "sociedad líquida" es muy interesante. Te lo recomiendo.

Un gran abrazo para ti, también.

Xili dijo...

Pues si te lees "Vidas Desperdiciadas" sí que no serás feliz viendo la mie... de mundo en el que vivimos jajaja me encanta Bauman.

Un beso!

Enric Pérez dijo...

Xili
¡Qué bueno verte por aquí!
Bauman es un clarividente.

Un beso también.