jueves, 20 de agosto de 2009

Como la vida misma

Tengo preparado otro post para hoy, pero anoche vi este anuncio en la tele y no he podido resistirme. Bajo la apariencia del humor, se nos presenta la cruda realidad de muchas personas que desahogan sus frustraciones en su trabajo. También es una muestra de una idea publicitaria sencilla, ingeniosa y económica. Ya sé que estoy haciéndoles publicidad gratuita pero como es mi compañía, igual los llamó para que me hagan rebaja.

6 comentarios:

Menda. dijo...

Sepa usted, joven, que me ha pisoteado vilmente un post, jajajajja.

Enric Pérez dijo...

Jajajaja. No era mi intención, pero le juro, señorita, que sobre la medianoche de ayer, en cuanto vi el anuncio, prometime buscarlo y postearlo hoy sin falta.

Un besote muy grande y disculpa el chafamiento.

AdP dijo...

Sí, cuando se trabaja de cara al público o con él además de hacer el trabajo hay que poner buena cara...

Saludos.

SIL dijo...

Enric, acertadísima sinopsis en ese título.
Besos.

calpurnia dijo...

jajajaja que bueno

yo soy de Reale, ¿tienen anuncio?

voy a buscar, espera un segudo.
Nada parece que estos no se gastan euracos en promocionarse.


besosss

Enric Pérez dijo...

AdP
Gracias por venir. En efecto, las servidumbres de la cosa pública.

Un saludo.

Sil
Viste. Me encanta cuando dice "Hombre, un descapotable. Mírales, qué contentos Jajajaja.

Besos a ti también.

Calpurnia
Pues, como mínimo, a una compañía hay que pedirle sentido del humor, jajajaja.

Más besos para ti.