miércoles, 4 de agosto de 2010

Nuevos deseos???

Igual he equivocado la vocación...

Una gran fiesta acuática reúne a 8.000 gays y lesbianas (La Vanguardia digital)


Clicad en la imagen para más información

¡Qué verano más raro!

8 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Es curioso como para algunos miembros de determinados colectivos -afortunadamente solo para un sector- la mejor forma de salir de un gueto es crear otro pero con más glamour.

Nieves dijo...

Aparte de a los heteros, les habrán vetado la entrada a ciertos tipos?
Enteramente parece un anuncio de danone. Besos.

Mariola dijo...

Vaya, se ve que se lo han pasado genial, si yo hubiera sido lesbiana no me lo hubiera perdido...

Se nota que los gays se cuidan mucho el aspecto físico, están todos muy cuidaditos y güenorros, a ver si cunde el ejemplo entre los no gays, que hay mucha barriga cervecera ya!!!

:)

Pues nada, eso, que la iniciativa me ha parecido genial!!! y espero que se haga también con gente más mayor, que sólo se veían jovencillos, claro que es la gente joven la que tiene menos miedo a salir del armario, porque son los que han sufrido menos la persecución.

Besito

panterablanca dijo...

Por fiesta que no quede! ¿Y tú has vuelto de vacaciones o todavía no te has ido? Es que como no se te veía el pelo... ;-P
Besos selváticos.

SIL dijo...

Y cada quién con su cada cuál... diría el Nano...

BESOS MIL


SIL

Novicia Dalila dijo...

Me parece estupendo que se haga fiesta de cualquier tipo. Divertirse debería ser prioritario para todos. El motivo es casi lo de menos.
Lo que me parece mal es que nos saquen en la foto gente con esos cuerpazos cuando la realidad es muy distinta. Es que, joer, así dan casi ganas de hacerse bollera. pero muchas ganas, eh???

Un beso Enric. Disfruta :P

Lakacerola dijo...

Pues sí, lástima que sean gays todos porque ya no voy, si no puedo comer carne...¡p'a qué!

Enric Pérez dijo...

Todo es un poco consecuencia de los coletazos del mundo hedonista que nos ha tocado. Si las preclaras mentes pensantes que sigo con asiduidad desde hace un par de años no se equivocan (y de momento llevan pleno en aciertos) el mundo va a cambiar mucho en los próximos dos años y todos vamos a ver sustancialmente modificados nuestros hábitos, en mayor o menor medida. Es lógico pensar que al final de un periodo como el actual, los comportamientos que lo caracterizaron se exacerben antes de su disgregación. Esto no sólo tiene que ver con el mundo gay y lésbico sino con toda la sociedad. La alegría consumista y sus manifestaciones tenderán a desaparecer.

Besos y abrazos.