jueves, 10 de junio de 2010

Nunca vienen solas

Estos días he estado un poco ausente como habréis notado, debido a eso que se llama concatenación de circunstancias desfavorables o, más popularmente, que las desgracias nunca vienen solas. Al hecho de cumplir cuarenta y ocho años se añadió el mismo día la pérdida de uno de mis dos empleos (o me hacían fijo o me rescindían), con lo que mi maltrecha economía ha sufrido un revés. En el suma y sigue viene a cumplir su parte la casualidad que a los cacos les ha dado por robar en el edificio en el que vivo (varios robos en pocas semanas, de día, reventando las puertas de entrada aprovechando la ausencia de los vecinos). Aún no me ha tocado, pero para prevenir sí me ha tocado reforzar la puerta y no lo cobran barato precisamente. Como la semana estaba siendo tranquila, mi hija decidió colaborar y se pegó un guarrazo en el patio del colegio. Resultado: carrera hasta urgencias y siete puntos en la barbilla, amén de su ausencia en las colonias del colegio esta semana (que ya estaban pagadas, ya veremos si me devuelven la pasta).
En fin, de todas formas no hay que desesperar. Ahora que sólo tengo un trabajo voy algo más descansado. De salud sigo más o menos bien y procuro reírme todo lo que puedo. En cuanto hay una ocasión ¡Zas! ahí estoy yo riéndome. Aunque no sé si me estaré pasando. Igual piensan que he perdido el otro tornillo (malas lenguas afirman que ya perdí un tornillo una vez pero este hecho no ha podido ser demostrado).
;D
Hasta ahora.

11 comentarios:

panterablanca dijo...

Vaya!, pues sí que has tenido un buen estreno de año. Bueno, no te preocupes que las cosas que empiezan mal, suelen acabar bien, así que te espera un gran y maravilloso final del año 48 (o debería decir 49?, sí, creo que el que vives ahora es el 49 recién empezado).
ESpero que tu nena se esté recuperando perfectamente de su aterrizaje.
Y desde luego, es mucho mejor reír que llorar, te animo a que sigas con ello, no les hagas caso a las malas lenguas ;-)
Besos felinos y un gran abrazo.

Enric Pérez dijo...

panterablanca
Eres todo dulzura, gatita.
Petons.

Tesa dijo...

Mejorarán las cosas, Enric.
Aunque sólo sea porque la estadística dice que hay pocas posibilidades de ir a peor.

Dr.Krapp dijo...

Suerte.

Novicia Dalila dijo...

La risa es imprescindible hasta en las peores circunstancias... No dejes de hacerlo, Enric.

Un beso

Nieves dijo...

Vaya, siento lo de la Pitufa. Por lo demás, paciencia, veo que te lo tomas con sentido del humor. Estupendo. Te deseo toooodo lo mejor. Besos.

Lakacerola dijo...

Pues si te han ofrecido trabajo fijo me alegro por tí. Por cierto...¿qué tal lo de estar incluído en aquella bolsa de trabajo? ¿Te llaman? Porque en la que estoy yo han reducido contratos y veremos lo que pillo este verano, amén de que han quitado transparencia en la puntuación de la bolsa, ahora no se sabe por donde va a menos que llame por tfno y te dicen lo que les da la gana. Mi teoría es que están metiendo gente enchufada de otras administraciones o amigos de la alta dirección porque esto no había pasado antes.
Un abrazo.

Enebea dijo...

Ahora que te has comidos todos los marrones y temas desagradables de todo un año, te quedan unos 48 por delante la mar de tranquilitos...

Si buscas tornillos baratos no vayas a los chinos, que no roscan bien y luego es peor.

Espero que tu niña esté bien del todo y que en el cole te devuelvan lo de las colonias (hay colegios que se enrollan así de bien).

Saludos y sonrisas.

Gemma dijo...

Es verdad que a veces, todo lo tedioso y amargo viene junto, y yo, casi que lo prefiero así porque, intermitentemente, se hace más largo y penoso, parece que no llegue nunca la tranquilidad...

Lo más importante Enric, es que te encuentres bien y tu hija también, y mira: también nos tienes a nosotr@s aunque sea bloguerilmente :D

Es una lástima lo del trabajo, no te desanimes porque lo de la bolsa tarde o temprano caerá y además no hay mal que por bien no venga, ya verás, esto último lo tengo comprobado.

Arriba encanto, tu siempre pa'rriba.

Un beso muy fuerte.

SIL dijo...

Reír es azúcar en las heridas.
Nos cura.
No estamos locos, sólo tratamos de sobrevivir.

Un beso, que cruce el charco gigante.

SIL

Enric Pérez dijo...

Tesa
Tú déjales que ya verás, ya, como se lo propongan...

Dr.Krapp
Gracias.

Novicia
No lo dejo, no lo dejo, que si no el médico me da la bronca ;D

Nieves
¡Gracias cielito del sur!

Laka
Ni llaman ni, como está el patio, llamarán, cuando, entre otras cosas, no se van a cubrir ni las jubilaciones. Por cierto ¿Para que administración es la bolsa? Porque aquí en la Diputación si no estás en la bolsa no puedes entrar ni a tiros.

Enebea
Sí, jajajaja ¡Ten problemas y échate a dormir!

Gemma
Das unos chutes de optimismo que se contagian. Gracias guapísima.

Sil
¡Mi poetisa! Reir dulce ambrosía y tus palabras también.

BESOS Y ABRAZOS EVERYBODY