martes, 1 de marzo de 2011

Dos reflexiones

Maumauando

El jueves de la semana pasada un grupo de ex trabajadores del organismo público en el que presto mis servicios se situó en la acera de enfrente de la sede central del mismo para ejercer su inalienable derecho constitucional al pataleo. Protestaban porque el organismo al que pertenecían los había traspasado en contra de su voluntad (junto con el edificio en el que trabajan) a otro organismo público que, al parecer, no los trata tan bien como quisieran o estaban en el primero. Armados con cazos, cacerolas, tapas de olla y demás instrumentos de percusión, procedieron a efectuar su particular versión de “La protesta, con ruido, jode más”. Lejos de mi ánimo negarles su derecho a quejarse y a la búsqueda de una solución a la situación que creen les perjudica. Sin embargo, es muy dudoso que vayan a conseguir nada. Y esto es lo que me hace reflexionar. Desaparecido el “otro”, la alternativa, el modelo opuesto que durante más de setenta años (con todas sus maldades y alguna bondad) significó una referencia para trabajadores y empleadores, para políticos en el poder y en la oposición en las democracias occidentales, el poder político (democrático) y económico se ha sacudido los complejos (nunca los tuvo, es una forma de hablar) y ya demuestra a las claras (pensiones, reformas laborales, impuestos, etc.) que no necesita dar concesiones para obtener paz social. La paz social se impone desde arriba hacia abajo.
Al ciudadano le va quedando, a lo sumo, lo que Tom Wolfe, padre del Nuevo Periodismo que se creó en los 60, describió estupendamente en “Maumauando al parachoques” (Radical Chic & MauMauing the Flack Catchers, 1970), a cerca de lo que un grupo de inmigrantes en San Francisco, con unos voluminosos samoanos a la cabeza, le hicieron a un representante de la oficina del programa contra la pobreza: ir, dar la nota, hacer ruido, incomodar, molestar, humillar, acojonar si cabe, darse la vuelta y “pa” casa.
No vamos bien.

Marcado de por vida

Amanece. Radio en el coche. Programa despertador matinal al uso. La pregunta del día ¿Qué película te ha marcado más en la vida? La presentadora lee las respuestas de los oyentes en el facebook del programa. Uno ha dicho que Jurassic Park.
He visto muchas películas en mi vida, en blanco y negro y en color, mudas y sonoras, musicales, con subtítulos, en versión original y dobladas, comedias, dramas, aventuras. No podría decir qué película me ha marcado más en mi vida. Es más, no podría decir ni diez. De hecho, no creo que ninguna película haya “marcado” mi vida. Ni siquiera puedo decir mi película favorita, como tampoco mi canción, mi libro, mi serie de televisión, mi cafetín, mi rincón, mi……..Y va uno y dice que Jurassic Park ¡Qué raro que soy!

Ya sé, ya sé, cada día estoy más gruñón. Menos mal que m’acabo d’enterar que vuelve mi tocayo Enrique “el drogas” dando caña, con un aire a lo Ian Dury que le queda muy bien. Marcha.

9 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Yo tb soy una despersonalizada porque me es absolutamente imposible decir un "mi" algo. Estaríamos muy jodidos si con todo el lastre que llevamos atrás hubiera sólo una película, un libro, una canción, un... algo, que nos hubiera marcado para siempre...
Sin embargo, sí es posible que una decisión, una persona concreta, una jugada del destino nos cambie la vida para siempre. Eso pasa con relativa frecuencia, no???

Un beso, Enric

panterablanca dijo...

Yo, con esto de la protesta, voy de un lado a otro, a veces soy optimista a tope, otras superpesimista. De todas maneras, yo creo que la culpa es nuestra, de que la administración nos tome por el pito del sereno. Nos hemos acomodado demasiado, no queremos perder nada, ni por culpa de las leyes que la administración se saca de la manga, ni tampoco por culpa de nuestras protestas. Somos unos cagaos.
Ayer vi al Drogas en el programa de Buenafuente. Me pareció una excelente persona, nunca le había oído hablar y para mí fue un placer oírlo. La canción tiene mucha garra y me parece muy buena.
Besos de pantera.

Nieves LM dijo...

Nosotros llevamos desde julio 2010, protestando, pitando, dando por saco, manifestándonos y para nada. Parece ser que dos manifestaciones (50.000 y 30.000 personas) varias manifestaciones provinciales (siempre de miles de personas) no valen para nada, no escuchan. El derecho al pataleo y soltar adranalina, ya está.

Anónimo dijo...

¿Jurassic Park? ¡Madre mía!

A es@ ya deberían marcarlo a perpetuidad como a las reses, con el nombrecito de la película de marras. Aceptaría incluso que a alguien le hubiera parecido entretenida, ¿pero marcar?

Es bien verdad, que en el paraíso, cuando lleguemos, tendrán que volver a haber fronteras. Será imposible de toda imposibilidad hermanarse, tan imposible como lo fue en la tierra, si esto es la tierra,

De las protestas no digo nada, ni con cacerolas, ni con pirotecnia, ni con altavoces, ni con la nieta de la Susana Estrada en bolas.

Ná quahacer.

Tesa dijo...

No, no vamos bien.
Ni por más que pataleemos y demos por saco a los vecinos con las cazuelas in concert.
No vamos bien.
Que Parque Jurásico sea una película que marque una vida, también lo demuestra.

Dr. Krapp dijo...

¿Cual es la alternativa al pataleo, Enric? ¿Cual es la alternativa cuando te envían de un lugar donde habías alcanzado cierta calidad laboral y te mandan a otro donde estás peor y donde incluso tienes más posibilidades de que te manden a la calle? ¿Cual ha sido el destino, de por ejemplo, los trabajadores de Telefónica que les obligaron a pasarse a empresas auxiliar del grupo con el sueldo más reducido y con la posibilidad de perder la estabilidad en el trabajo?
Hay un viejo concepto en desuso que se llama solidaridad y que consiste que aunque a uno le vayan medianamente bien las cosas no deja de entender y apoyar las causas de los que no han tenido la misma suerte.

Lakacerola dijo...

Más bien parece que nos dejan que pataleemos todo lo que queramos hasta que nos cansemos, y como se ve, insistimos poco y a la 2ª o 3ª manifestación vamos cada vez menos hasta que nos conformamos hastiados de ellos, pero resignados. Lo malo es que no hacemos nada por cambiar.
Buen finde.

B.B. dijo...

jajajajajajajajajajjajajajajaajajajajajjurasis que?????

Gemma dijo...

Pues si que eres madrugador Enric.

Que pases buen fin de semana. Besos.